Hoy quisiera rendir un cálido homenaje a una de esas personas que gracias a su cámara y el estar en los momentos oportunos e históricos, supo plamar a través de la fotografía (Adjuntamos foto de sus cámaras que guarda celosamente su familia) el devenir de nuestro pueblo de Lopera (bodas, bautizos, comuniones, entierros, reuniones sociales, procesiones, efemérides, monumentos, romerías etc) y de las cuales yo me he servido en muchas ocasiones, se trata del entrañable Francisco Lara Teruel, conocido cariñosamente como Paco ”El Pipi”, hombre bajito pero de gran corazón que supo compaginar su trabajo de Ordenanza en el ayuntamiento con el de fotógrafo en Lopera. Gracias Paco por todo, pues tu trabajo tiene un valor incalculable y supone un gran legado para las futuras generaciones de loperanos.