Francisco Tarín Arnau (El Padre Tarín) y su estancia en Lopera en el año 1890.

EL PADRE TARÍN

Francisco Tarín Arnau (Padre Tarín) fue un sacerdote español y predicador popular de la Compañía de Jesús, nacido en Godelleta (Valencia) el 7 de octubre de 1847 y fallecido en Sevilla el 12 de diciembre de 1910 en olor de santidad. Estudió el bachillerato en los Escolapios. Inicia la carrera de Derecho en Valencia abandonándola ante los acontecimientos políticos poniéndose del lado católico y tradicional (carlista). A los 26 años entra en la Compañía de Jesús, estudiando en el Seminario de Château Poyanne (Francia) donde tenían su noviciado los jesuítas españoles exilados. Allí tuvo como maestros a eminentes jesuitas: José Mendive, Juan José Urraburu, Pablo Villada, Ángel María de Arcos, Cecilio Gómez Rodeles, Julio Alarcón, entre otros. Recibió las órdenes menores en 1876. En 1878 pudo volver a España para completar los estudios de Filosofía en Carrión y de Teología en Oña (Burgos) donde fue ordenado sacerdote decidiendo consagrar su vida como misionero popular.

El 19 de Septiembre de 1890 llegaba a Lopera el Padre Tarín donde pasó tres días, para después dirigirse a Porcuna. En Lopera fue acogido por el matrimonio compuesto por D. Eduardo Alcalá Monzó y Dª Aracelí Moreno García, con los que mantenía una estrecha relación y prueba de ello son las 74 cartas que se conservan dirigidas al Ldo. en Derecho D. Eduardo Alcalá Monzó por el siervo de Dios P. Francisco de Paula Tarín y Arnau S. J. todas ellas rebosan afecto y gratitud y constituyen por si, muchas de ellas verdaderos trozos literarios.

 

Paseo matinal por el pasado de las calles y plazas de Lopera. Hoy por la calle Sor Ángela de la Cruz, anteriormente también llamada de San Sebastián. Como siempre impera el blanco inmaculado del caserío, la calle empedrada sin aceras con el caño de aguas sucias en el centro y las típicas palometas de la luz evocan tiempos pasados. La ermita de Jesús otrora de San Sebastián emerge a la izquierda de la calle que se prolonga hasta llegar al camposanto.