Tradiciones perdidas en la Semana Santa de Lopera: La Vía Sacra y La Matraca en la madrugada del Viernes Santo en Lopera. Una tradición de la Semana Santa loperana perdida en el tiempo y que bien se podía recuperar. Bien entrada la madrugada del Viernes Santo se organizaba en Lopera La Vía Sacra, en la que el sacerdote encargado iba desgranando uno a uno los Misterios Dolorosos del Santo Rosario acompañados de una matraca (la foto que publicamos debajo es de La Matraca de la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno de Lopera) que era un cajón de madera rectangular, con 4 anillas colocadas de forma vertical en el exterior de sus caras, en cuya parte superior tiene un mango que atraviesa de lado a lado y que al ser movida producía un ruido espantoso en el silencio de la noche, también iban violines y clarinetes. En el silencio de la noche, el canto del Salmo 50 o Miserere era vocalizado por Diego Manrique, Nicolás García y Juan Luque “el sacristán” y armonizado por el violín de José García y el clarinete de Juan Hueso “el de la huerta”