La Asociación Cultural La Paz fue la encargada un año más de la elaboración del almuerzo para los recreadores de la Batalla de Lopera al estilo de “rancho de campaña” a base de un potaje con verduras y jamón y natillas caseras.