Benito Herrero Sánchez, de barman a coleccionista de antigüedades.

20070426194342-benito-herreo.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Benito Herrero Sánchez forma parte de ese grupo de loperanos que por imperativos del destino tuvo que emigrar a tierras vascas en los años 60 en busca de un futuro mejor. Allí lo acogieron con las manos abiertas y regentó, en primera instancia, la barra de un restaurante-cafetería llamado “Oasis” en Erandio, posteriormente se estableció en el mismo Erandio y montó por su cuenta el bar llamado “La Isla” en la Ribera de Nervión, y de aquí pasó a Guecho, donde puso otro bar bajo el nombre de bar “Benito”, por el mismo han pasado muchos andaluces y extremeños y que hoy sigue manteniendo una de sus hijas, bajo el nombre de bar “Bikale”. Este célebre y entrañable loperano forma parte de la historia de nuestro pueblo pues durante varias décadas fue el barman de la popular tertulia del bar la jaula (que tomó este nombre en honor a sus contertulios pajarito, colorín, el cuco, el pipi, el loro, etc.) que había en el cine Cervantes que regentaba Manuel Ruiz Haro. Por su barra desfilaron numerosas personalidades como

(… haz clic aquí para continuar leyendo)