La tradición de hacer jabón casero con residuos de aceite de oliva.

20070108193741-jabon-casero-ii.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera.

En plena plaza mayor de Lopera y en los albores del siglo XXI, la loperana Josefa Uceda Santiago mantiene viva la vieja tradición de hacer jabón casero con los restos del aceite de oliva que se usa para freír. Este jabón además de servir para lavar la ropa (hace un perfecto compuesto cuando se mezcla con el detergente en la lavadora) también tiene propiedades curativas para la piel (cutis, espinillas, picaduras etc.). Es muy económico, ecológico y da unos excelentes resultados en el fregado de los suelos de terrazo, mármol etc. Su elaboración es muy sencilla, tras depositar en un lebrillo 6 litros de agua, otros seis litros de aceite de oliva que ya se ha usado para freír y 1 kilo de sosa cáustica, se remueve todo con una caña o palo hasta conseguir que espese. Posteriormente se deposita en recipientes y se corta en trozos. En estos días son muchas las familias loperanas las que siguen apostando por la elaboración del jabón casero en sus propios domicilios.