San Blas y su Fiesta en Lopera en el Siglo XVIII.

San Blas fue médico y obispo de Sebaste, Armenia. Hizo vida eremítica en una cueva del Monte Argeus. San Blas era conocido por su don de curación milagrosa. Salvó la vida de un niño que se ahogaba con una espina de pescado en la garganta. Este es el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta. Según una leyenda, se le acercaban también animales enfermos para que les curase, pero no le molestaban en su tiempo de oración. En Lopera tenemos constancia  de que había una imagen de San Blas en una hornacina que hubo en el lado derecho del cancel central de la Parroquia de la Inmaculada y por un Auto que se ha conservado en el Archivo Histórico Municipal de Lopera de 1758, sabemos que por San Blas (3 de febrero) había costumbre en Lopera de hacer luminarias con capachos que se utilizaban en la molturación de la aceituna en la Plaza vieja y también el celebrar la Fiesta en honor a San Blas, que finalizaba con el reparto de las típicas roscas de pan entre los asistentes. 

¡VUELVE EL CRONISTA DE LOPERA! Tras unos días en el dique seco y una vez casi restablecido, volvemos a nuestra cita diaria con todos mis amigos, paisanos y seguidores del Cronista de Lopera. Gracias por vuestros apoyos e interés por mi estado de salud y aquí os dejo para retomar nuestras publicaciones, una perla visual de nuestra querida LOPERA 1973 y 1979 (Fútbol, Feria, Procesión del Cristo Chico, Calles, Paseo de Colón, Carteleras del Cine, personajes de Lopera etc..) rodada en su día por nuestro entrañable y querido paisano y amigo Rafalito Muñoz. Seguiremos sin prisa, pero sin pausa, poco a poco.