Paseo matinal por el pasado de calles y plazas de Lopera. Hoy por la popular calle del Pilar a través del cuadro de Paco Cantero “Retrato para Barcelona”, en la mismas se recoge una estampa muy entrañable de una madre con su hijo haciéndose un retrato, bien para sus familiares de Barcelona o quien sabe si era para un padre que sufre la nostalgia de sus seres queridos fruto de la emigración. El instante es inmortalizado por uno de los fotógrafos de la época con trípode y cámara del pajarito, mientras por la acera de enfrente pasan dos monjitas de las Hermanas de la Cruz, que tanto bueno hicieron por el pueblo de Lopera.