Bendición de animales en la festividad de San Antón Abad.

Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Los vecinos se congregan en la puerta mayor de la iglesia parroquial para que les bendigan sus animales de compañía. Como marca la tradición muchos fueron los vecinos de Lopera los que acudieron a la convocatoria de la Parroquia de la Purísima Concepción, provistos con sus animales de compañía y mascotas para que el párroco de la localidad, Manuel Alfonso Pérez Galán depositara sobre los animales el agua bendita, dentro de los actos en honor a San Antón Abad, protector de los animales. En total fueron cerca de medio centenar los animales que se concentraron en torno a la puerta mayor de la iglesia (perros, pájaros, conejos, gatos y hasta un cerdito que fue la gran atracción). Sin lugar a dudas fueron los más pequeños los que más disfrutaron al contemplar a tantos animales juntos y el gran estruendo de aullidos y ladridos, cuando fueron rociados con el agua bendita.

Antonio Pedrosa Delgado. Un hombre entregado a su familia y a la comunidad

20070118161240-obituario.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

        El día 3 de abril se cumplieron diez años que falleciera Antonio Pedrosa Delgado, un hombre muy querido en Lopera y que durante más de 30 años fue con una gran profesionalidad el cartero de la localidad. Desde 1959 ejerció como cartero rural y a diario iba con un carrillo de mano a recoger en la parada del coche de Ureña las sacas del correo que posteriormente y con la ayuda de la mujer de su vida, Francisca Bruna Menchen “Paca la del correo” hacía en su propia casa, sita en la carretera de Porcuna, los apartados y después se recorría a diario el pueblo para su reparto y era esperado por muchas jóvenes que ilusionadas esperaban en las puertas de sus casas las cartas de sus novios que estaban haciendo el servicio militar. En 1959 contrajo matrimonio con Francisca Bruna y fruto del mismo nacieron cuatro retoños (Antonio, Gonzalo, Inmaculada y María Luisa).  Cuando se jubiló el testigo de cartero lo cogió su hijo Antonio. A parte de ser el cartero de la localidad, Antonio “el chiva” fue un hombre muy polifac

(… haz clic aquí para continuar leyendo)

José Pantoja Lozano. Una vida entre el yunque y la fragua.

20070118163116-jose-pantoja-lozano-i.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera.

Con el fallecimiento de José Pantoja Lozano el 25 de enero de 2004 a los 73 años, se ponía el punto final a una saga de herreros. Ahora que se cumplen casi dos años de su desaparición su hijo José Luis no puede olvidar el legado de un gran padre que siempre luchó por el bienestar de sus 5 hijos (Antonio, José Luis, Beni, Petri y Marga) y el de Margarita Vallejo su entrañable compañera a lo largo de casi cincuenta años y quisiera rendirle un cálido homenaje. Tras una infancia marcada por la guerra, a los 14 años ya trabajaba José Pantoja en la herrería familiar en la calle Bartolomé Valenzuela de Lopera. Corría el año 1944 y en taller trabajaban hasta 7 operarios bajo la batuta del patriarca y maestro Antonio Pantoja Lozano. Los trabajos que se hacían eran, además de los de forja, arreglar los arados, calzar rejas, mantener los aros de los carros, etc. A José pronto se le unieron sus hermanos Antonio, Manuel y Vicente en las labores de la herrer&i

(… haz clic aquí para continuar leyendo)

Alfonso Cruz Carmona. Una Vida al servicio de la comunidad y haciendo el bien.

20070118164551-alfonso-cruz-carmona-i.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Alfonso Cruz Carmona vino al mundo un 15 de diciembre de 1928, hijo de Francisco Cruz Gómez y Basilisa Carmona Acevedo. Fue el segundo de cuatro hermanos, Juan Manuel, Alfonso, Dolores ya fallecida y Francisco Cruz Carmona. El día 20 de abril de 2001 fallecía en Lopera tras una larga enfermedad, Alfonso Cruz Carmona, un hombre comprometido con la iglesia, la cultura y las tradiciones de su pueblo. Hoy después de 5 años de su muerte, sus hijas Mari y Paqui quieren rendir un cálido homenaje a su entrañable padre, al cual nunca olvidarán y siempre llevaran en sus corazones. Tras una infancia marcada por la guerra civil, que siempre recordaba en las nochebuenas a su familia, a los 10 años ingresó en  el Seminario de Jaén ayudado por la Hermana Coronación, perteneciente a la Hermanas de la Cruz y a la que el estuvo eternamente agradecido. Tras su salida del seminario Alfonso Cruz se trasladó a su querida Lopera y empezó a dar clases particulares formando a numerosos jóvenes loperanos hasta que ingresó como profesor en la Academia San Fernando, donde durante 15 años impartió clas

(… haz clic aquí para continuar leyendo)

Comienza el acopio de ramón para la Candelaria.

20070117162952-copia-de-preparativos-candelaria.jpg

 Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Acarreo de ramón, enseres viejos para las lumbres de la candelaria. Como marca la tradición en estos días, los niños de Lopera trabajan de una manera afanosa en los preparativos del Día de la Candelaria, que tendrá su punto más álgido en la noche del 1 al 2 de febrero, con la costumbre heredada de padres a hijos de hacer candelas o lumbres por calles o barrios. Así no es de extrañar el encontrar en estos días previos a regueros de niños, como si de hormiguitas se trataran, por el extrarradio de la localidad, acarreando hasta su barrio las ramas de olivo “ramón” que en estos días hay en abundancia en los estacares del término con motivo de la corta y poda del olivo. No importa la distancia donde se encuentren las ramas de olivo, pues provistos de unas cuerdas que atan a las ramas y a su cintura consiguen arrastrarlas hasta incluso kilómetros hasta llegar al montículo que cada barrio tiene. Al caer la noche el “ramón” es custodiado por alguno de los miembros de la candela, con

(… haz clic aquí para continuar leyendo)