Comienza el acopio de ramón para la Candelaria.

20070117162952-copia-de-preparativos-candelaria.jpg

 Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Acarreo de ramón, enseres viejos para las lumbres de la candelaria. Como marca la tradición en estos días, los niños de Lopera trabajan de una manera afanosa en los preparativos del Día de la Candelaria, que tendrá su punto más álgido en la noche del 1 al 2 de febrero, con la costumbre heredada de padres a hijos de hacer candelas o lumbres por calles o barrios. Así no es de extrañar el encontrar en estos días previos a regueros de niños, como si de hormiguitas se trataran, por el extrarradio de la localidad, acarreando hasta su barrio las ramas de olivo “ramón” que en estos días hay en abundancia en los estacares del término con motivo de la corta y poda del olivo. No importa la distancia donde se encuentren las ramas de olivo, pues provistos de unas cuerdas que atan a las ramas y a su cintura consiguen arrastrarlas hasta incluso kilómetros hasta llegar al montículo que cada barrio tiene. Al caer la noche el “ramón” es custodiado por alguno de los miembros de la candela, con

(… haz clic aquí para continuar leyendo)

Las mujeres podan las viñas de Lopera

20070117163335-poda-vinedo-mujeres.jpg

 Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

 

En estos días fríos del invierno loperano han dado comienzo las tareas de la poda de los viñedos de las bodegas Herruzo. En este año se ha comenzado en el pago de las Cuarenta y  continuarán en el pago de las Niñas Muertas. Esta campaña será la última del maestro de poda, Alberto Muñoz Hidalgo, el cual como otros años dirige a un grupo de mujeres que son las encargadas de tijeras en mano de llevar a cabo una tarea que hasta hace unos años ha sido realizada siempre por hombres. El maestro le ha enseñado una a una el sistema de poda al casco y tendrán trabajo para unos 70 días. De esta manera la mujer loperana vuelve a demostrar sus dotes de adaptación a cualquier tipo de trabajo. Un trabajo el de la poda del viñedo que es paralelo a la recogida de la aceituna y que normalmente se desarrolla entre los meses de noviembre a febr

(… haz clic aquí para continuar leyendo)

María Valcárcel García. Fue una mujer culta y lectora empedernida.

20070117165145-obituario-de-maria-valcarcel-garcia-.jpg

 Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Aunque ya hace dos años del fallecimiento de la loperana María Valcárcel García, no pasa ni un día sin que sea recordada por sus familiares, amigos y vecinos, pues ante todo, era una buena persona, caritativa y que le gustaba ayudar a todo el que se lo pedía. Maria sentía gran admiración por sus padres Martín Valcárcel García, maestro nacional, al cual le debe el pueblo de Lopera el magnífico edificio de grupos escolares levantado en plena Dictadura de Primo de Rivera y que Martín consiguió siendo maestro y alcalde de Lopera y por su madre Fuensanta García.  Fue la más pequeña de tres hermanos y a lo largo se su vida se dedicó en cuerpo y al

(… haz clic aquí para continuar leyendo)

Juan de Dios Coca Herrador. Fue un hombre generoso con su prójimo.

20070117170455-juan-de-dios-coca-herrador.jpg

 Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Aunque hace ya algunos años de su fallecimiento, el recuerdo vivo de Juan de Dios Coca Herrador sigue muy presente en sus familiares, amigos y vecinos de Lopera. Juan de Dios fue un hombre muy activo que se dedicó en su vida a trabajar en la Cámara Agraria de Lopera y Porcuna, también tuvo la corresponsalía de la Caja Rural de Jaén y fue su primer director de la sucursal de Lopera. Fue el mayor de una familia de 4 hermanos, sus padres fueron Alonso Coca Moreno y María Francisca Herrador Manrique. Parte de la Guerra Civil Española la pasó junto a su madre, abuelo y hermanos en Lopera siendo un “Niño de la guerra”. D

(… haz clic aquí para continuar leyendo)

Nicolás García Hurtado. Fue ante todo un cristiano coherente.

20070117184403-obituario-de-nicolas-garcia-hurtado.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

El recuerdo vivo de Nicolás García Hurtado sigue muy presente en sus familiares, amigos y vecinos de Lopera a pesar de que su fallecimiento tuvo lugar ya hace algunos años. Nicolás fue el más pequeño de seis hermanos, sus padres fueron Nicolás García Partera y Lucía Hurtado Sánchez. Su infancia trascurre en plena Guerra Civil, la cual marca un poco la vida de un niño de 11 años, que tuvo que afrontar, unos años después la dura realidad de perder muy jóvenes a tres de sus hermanos y a sus padres. Nicolás se dedicó a lo largo de su vida al oficio de carpintero, siendo el último carpintero tradicional de Lopera y sus trabajos han quedado como testigo en muchas casas de la localidad. Nicolás contrajo matrimonio con Benita Ruiz Ruiz y fruto del mismo nacieron 4 hijos, Nicolás, Lucía, Maria del Carmen y Mateo. Más tarde la vida le volvió a dar un nuevo revés al perder a su mujer con 50 años y su hijo Mateo con 21 años, sin embargo y a pesar del sufrimiento que la vida le deparó, Nicolás supo ser firme en su fe y puso su vida en manos

(… haz clic aquí para continuar leyendo)