¿Te acuerdas del pegamento PEGAMíN? Y de su reclamo publicitario: Mamá ya no darás más azotes a tu Pepín, pues para pegar juguetes he comprado el PEGAMÍN.