Paseo matinal por el pasado de las calles y plazas de Lopera. Hoy por la calle Sor Ángela de la Cruz, anteriormente también llamada de San Sebastián. Como siempre impera el blanco inmaculado del caserío, la calle empedrada sin aceras con el caño de aguas sucias en el centro y las típicas palometas de la luz evocan tiempos pasados. La ermita de Jesús otrora de San Sebastián emerge a la izquierda de la calle que se prolonga hasta llegar al camposanto.