Recuerdo de la loperana Dolores Vallejo “La Cosaria” que a diario iba en tren hasta Córdoba con su canastilla para traer los encargos que les hacían los loperanos.