El último adiós al paisaje de viñedo en el Pago de las Cuarenta. El arranque y quema en montículos de sus parras deja huérfana a la Encina centenaria. El olivar absorberá las 14 hectáreas que había de viñedo en espaldera.