Treinta Años Investigando la Historia de Lopera (1988-2017). APUNTES PARA LA HISTORIA DE LOS CUARTELES DE LA GUARDIA CIVIL EN LA VILLA DE LOPERA (1879-1944)

APUNTES PARA LA HISTORIA DE LOS CUARTELES DE LA GUARDIA CIVIL EN LA VILLA DE LOPERA (1879-1944)

 

    El primer dato que disponemos sobre la existencia en Lopera de un Cuartel de la Guardia Civil, ha quedado reflejado en un pago que el ayuntamiento realizó el 2 de Enero de 1879[1]  a Antonio Verdejo Valcárcel por valor de  la cantidad de 175 pesetas en concepto del alquiler del presente año de la Casa Cuartel de la Guardia Civil.

El siguiente dato nos lleva hasta el año 1886[2] y se nos revela que el Puesto de la Guardia Civil de Lopera tenía su acuartelamiento en la calle Tosquillas, nº 11 (hoy Duque de la Torre). Por el alquiler del mismo pagaba al semestre el ayuntamiento un total de 225 pesetas a Juan José Jurado González, representante del dueño de la casa que era Vicente Orti Peralta.

En 1893[3] el ayuntamiento pagó 225 pesetas a D. Fermín Estrada y Verjano por el alquiler del segundo semestre de la casa Cuartel de la Guardia Civil.

En 1899[4] el Cuartel de la Guardia Civil estaba ubicado en la Calle Tosquillas (Duque de la Torre). Por el alquiler del mismo pagaba al semestre el ayuntamiento un total de 225 pesetas a Juan José Jurado González, representante del dueño de la casa que era Vicente Orti Peralta.

Aquí debió de permanecer hasta el año 1901[5] que cambia de ubicación. Sobre este cambio de ubicación y descripción del nuevo acuartelamiento hemos encontrado un documento conservado en los fondos del Archivo Histórico Municipal y que ahora damos a conocer:

“Don Francisco Rodríguez de Rivera, Teniente Coronel  primer jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de la provincia de Jaén, en representación del excelentísimo Señor Ministro de la Gobernación del Reino y Don José Cabrera Montilla Alcalde Constitucional de la Villa de Lopera en la misma provincia, en virtud de acuerdo del Ayuntamiento que preside han convenido en dar al segundo en arriendo unas casas compuestas de dos pisos, sitas en la calle Carnicería Vieja (en la actualidad Calle Vicente Orti Peralta) ) número 6 de dicha población para que la ocupe sin tiempo determinado la fuerza de aquel Instituto situada en ella cuya casa reúne las condiciones siguientes:

  1. Contiene seis habitaciones para individuos casados compuestas cinco de ellas de dos departamentos y una de uno.
  2. Una sala de armas.
  3. Tiene cuadra para once caballos.
  4. Tiene una cocina general con catorce hornillas, una chimenea y una alacena.
  5. Tiene un lugar escusado.
  6. Tiene un patio con su pozo y una pila para lavar.
  7. Tiene un corral con un pozo, encontrándose en dicho corral una habitación de planta baja para desahogo.
  8. Tiene un pajar de construcción nueva.
  9. Tiene un granero con cinco departamentos separados con tela metálica con sus puertas.
  10. Tiene una galería con una pequeña despensa.
  11. Tiene un portal en donde existe un chinero, dos alacenas y una chimenea.
  12. Tiene un zaguán con su portal.

El arriendo del expresado edificio queda pactado entre ambos contratantes bajo las siguientes condiciones:

  1. El ayuntamiento cede la casa gratuita al Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil comprometiéndose a satisfacer al dueño de la misma los alquileres que aquella devenga.
  2. El mismo Ayuntamiento queda obligado a que se practiquen en la casa todas las obras que sean necesarias por efecto de su uso natural, a que se reparen cuantos defectos ocasionen los temporales, así como a que se verifique un blanqueo general todos los años en los meses de Abril o Mayo y a que se limpien los pozos negros cuando las necesidades lo exijan.
  3. Las obras que haya necesidad de practicar por descuido o mal trato de las Fuerzas serán pagadas precisamente por sus moradores.
  4. Cuando el Ayuntamiento exija el vencimiento de este contrato lo avisará con dos meses de anticipación al Jefe de la Comandancia.
  5. En la misma obligación queda el expresado Jefe, excepto en los casos en que por disposiciones superiores tenga que salir la Fuerza del Puesto de la respectiva localidad, bien se para reconcentrarse en la Capital o por cualquier otro servicio que exija las circunstancias y sólo por estas causas quedará nulo este documento desde que aquella salga de la población y deje completamente desocupada la casa.
  6. Si a pesar de esto continuase en ella las familias de los Guardias será objeto de una resolución especial del Exmo. Sr. Director General del Cuerpo mantener o no vigentes las anteriores condiciones.
  7. Al ser entregada la casa el Ayuntamiento se hará con el completo de cristales, ventanas, cerraduras, llaves en cuya forma la recibe también el Cuerpo en esta fecha.

Este contrato tendrá el mismo valor que si fuese casas públicas. Y para que conste lo firman ambas partes en Lopera a uno de julio de Mil novecientos, ante los testigos que también lo verificarán.

José Cabrera Montilla                        Francisco Rodríguez de Rivera

Testigos

Juan Francisco Delgado                            Diego Alcalá.

 

         Dando un salto en el tiempo llegamos al año 1920[6], el Cuartel de la Guardia Civil se traslada a la calle Real, el dato ha quedado reflejado en los cuatro pagos (cada uno de 5000 pesetas) que el ayuntamiento hace a D. Florentino Sotomayor Moreno por la compra de la casa sita en la calle Real destinada a Cuartel de la Guardia Civil. El último pagó se efectuó  a D. Alfonso Sotomayor Valenzuela en 1923[7].

En 1929[8], en plena Dictadura de Primo de Rivera, sabemos que el ayuntamiento acometió obras en el Cuartel de la Guardia Civil por valor de 123,82 pesetas en materiales que fueron adquiridos a Bienvenido Melero Rosales y que también pagaba la factura del teléfono del Cuartel, la cual  ascendió a 3.20 pesetas y fue abonada a José García Luque.

Del 1933 al 1936 el Comándate de Puesto de la Guardia Civil fue Manuel Bejarano Jándula, natural de Arjonilla[9], el cual se casó con Telesfora Hurtado Colmenero.

En la antesala de la Guerra Civil, en Mayo de 1934 el Cuartel de la Guardia Civil tenía su sede en Casa de Serafina Corpas y el ayuntamiento pagaba por el inmueble al semestre 287,50 pesetas. De este año también se ha conservado el pago que hizo el ayuntamiento de 480[10] pesetas a Antonio Pantoja Lopera por 400 alpacas de paja para el suministro de los caballos del puesto de  la Guardia Civil de Lopera.

Durante el periodo que dura la guerra civil 1936-39 el Cuartel de la Guardia Civil estuvo en la casa de D. Ángel Corazón García, en la calle San Roque nº 6 y en Casa de D. Bartolomé Valenzuela en la calle Doctor Marañón nº 4. En 1943[11] hubo un puesto Móvil de la Guardia Civil en el Cortijo de Carbonero y el mismo contaba con 7 Guardias Civiles. El ayuntamiento de Lopera era el encargado de suministrar los siguientes utensilios a la fuerza concentrada: 7 Camas, 7 colchonetas, 9 mantas, 14 sábanas, 7 cabezales y 7 fundas.

Tras la guerra se levantó de nueva planta tras ser adoptado el pueblo de Lopera por Franco el actual edificio de la Casa Cuartel de la Guardia Civil por la empresa Regiones Devastadas, bajo la dirección del arquitecto Ramón Pajares Pardo,  siendo inaugurado el 24 de Mayo de 1944[12] por el Director General de Regiones Devastadas José Moreno Torres, el Gobernador de Jaén Juan Alonso Villalobos Solórzano y el Alcalde de Lopera Pablo Ruiz Haro. Hasta aquí nuestro recorrido por los distintos cuarteles de la Guardia Civil y sus emplazamientos a lo largo del siglo XX en la villa de Lopera.

 

 

José Luis Pantoja Vallejo

Dr. en Historia y Cronista Oficial de Lopera

[1]Archivo Histórico Municipal de Lopera. Libro Diario de Intervención de Ingresos y Gastos años 1788-1789) Libro nº 109.

[2] SERRANO MEDINA, A. (2011) Apuntes para la Historia de la Guardia Civil de Jaén (1844-2011) Literalia, Jaén. pág: 29 r.

[3] A. H. M. Lopera  Libro de Caja 1892-93 Libro nº 428

[4] Ibidem Libro de Caja 1989-1900 Libro nº 433

[5] Ibidem. Sección Secretaría. Obras y Urbanismo. Cesión Casa a la Guardia Civil de Lopera en 1900. U. I. nº 203

[6] Ibidem Libro de Caja 1920-21 Libro nº 436

[7] Ibidem . Libro de Caja 1923-24 Libro nº 438

[8] Ibidem . Libro de Caja 1929 Libro nº 440

[9] Archivo Parroquial de Arjonilla. Libro de Nacimientos Nº 36 Año 1905 nº 37 r. y 37 vto. Agradezco la información de mi buen amigo Alfonso Rueda Nevado.

[10] Ibidem Diario Intervención de Pagos del año 1934

[11] Ibidem. Sección Secretaría. Secretaría General. Correspondencia General. Año 1943. U. I. Nº 28

[12] Diario JAEN 26 de Mayo de 1944

 

UNA FÁBRICA DE PAÑOS Y BAYETAS EN LOPERA EN EL AÑO 1758.

 

UNA FÁBRICA DE PAÑOS Y BAYETAS EN LOPERA EN EL AÑO 1758.

En las Memorias Políticas y Económicas sobre los Frutos, Comercio, Fábricas y Minas de España publicadas en Madrid en el año 1794 por Eugenio Larruga en su Tomo XXX se recoge la existencia en la Villa de Lopera de una Fábrica de paños y bayetas utilizando como materia prima la lana de la tierra. La fábrica estaba regentada por un vecino de Burgos llamado Jose Antonio de la Quintana y en la misma se empleaban a 180 vecinos de Lopera y 12 familias de forasteros que se habían instalado en Lopera. En el documento que se ha conservado y que ahora daremos a conocer en su totalidad se suplicaba por el referido José Antonio de la Quintana ante la Justicia que se le reconociera las franquicias concedidas en el Real Decreto de 24 de Junio de 1752. El documento dice así:

“En la villa de Lopera estableció Don Joseph Antonio de la Quintana una fábrica de paños catorceños, dieziseisenos y dieziochenos y bayetas todo con lana de la tierra como consta de la certificación del 11 de Diciembre de 1758.

Don Francisco Fernández de Samieles, del Consejo de S. M. su Secretarioy de la Real Junta General de Comercio, Moenda y Minas.

Certifico:

 que Don Joseph Antonio de la Quintana, vecino de la villa de Lopera y natural de Burgos, dio memorial a la Junta General, exponiendo haber establecido en aquella villa una fábrica de paños catorceños, dieziseinos y dieziochenos, bayetas y xergas, todo de lana de la tierra, en la que empleaban 180 personas, así de los vecinos de aquella villa de Lopera, como también hasta doce familias forasteras, que por la utilidad que les produce la referida fábrica, se han avecinado en la misma villa, siguiéndose de esto, como también de la venta de los referidos géneros conocido beneficio al común , como todo constaba de la información que presentaba, recibida ante la Justicia de aquella villa, suplicando se le diese por la Junta certificación, para disfrutar de las franquicias concedidas por el Real Decreto de 24 de Junio de 1752 y otras posteriores resoluciones. Habiéndose visto esta instancia en la Junta General, acordó en 11 de Noviembre se diese al expresado Don Joseph Antonio de la Quintana la certificación que pedía arreglada a lo resuelto por el Rey en sus Reales Decretos y especialmente en el último de 18 de Junio de 1756, para que desde el día que la presentare o quien corresponda. goze de las gracias y exenciones que S. M. se ha dignado conceder a semejantes fábricas y son las siguientes:

– la libertad de alcabalas y cientos que pertenezcan a la Real Hacienda en las primeras ventas de todos los paños, desde dieziochenos arriba, y de las sempiternas, escarlatines, anascotes, sargas finas, calamacos, droguetes, barraganes y bayetas finas que hiciere Don Joseph Antonio de la Quintana al pie de la propia fábrica.

– que también goze la libertad de los derechos de Rentas Generales que causaren los simples e ingredientes que necesitare traer de Reynos extraños y no hubiere en estos dominios y de los de su entrada en la villa de Lopera, justificando el referido Don Joseph Antonio de la Quintana ante la justicia de ella y administrador o sugeto que señalare la Dirección General de Rentas, la cantidad de cada especie que necesitare, arreglándose a la misma cantidad esta exención de forma que no haya abusos en perjuicio de las Rentas.

– que goze de la libertad de los derechos de millones en el aceyte y jabón que consuma en la fábrica de los expresados géneros, considerándose estos al respecto de media arroba de aceyte y seis libras de jabón, por cada pieza de 35 o 40 varas y que obtenga asimismo el privilegio de tanteo en la lana y otros materiales precisos para su fábrica, contra cualquier comerciante, revendedor, extractor, natural o extranjero, pero no tenga lugar ni se extienda contra otros fabricantes particulares, ni Reales compañías de estos Reynos, en lo que prudentemente necesiten para sus fábricas.

         Y para que todo conste donde convenga y no se ponga reparo alguno al mencionado Don Joseph Antonio de la Quintana, en el uso y goze de las gracias que S. M. ha dispensado por los citados Reales Decretos, doy esta certificación en virtud de lo acordado por la Junta General, previniendo se ha de tomar razón de ella en las Contadurías principales de Rentas Generales y Provinciales de esta Corte, para que conste a su Dirección. Madrid 11 de Diciembre de 1758″.

 

                                               José Luis Pantoja Vallejo

Dr. en Historia y Cronista Oficial de la Villa de Lopera

 

Anuario Económico de la Villa de Lopera del año 1910. Foto estrella: Presa o Salto de agua en el Arroyo Salado junto al Molinillo para suministro de luz de la Fábrica de Harinas de los Hermanos Cobo. Lopera Año 1910

ANUARIO ECONÓMICO DE LA VILLA DE LOPERA  DEL AÑO 1910

 

LOPERA (Loperanos) Villa de 4.494 habitantes, con ayuntamiento de 4.670 habitantes, a 16, 6 kilómetros de Andújar. La estación más próxima Villa del río a 5 kilómetros. Carreteras a Lopera, Porcuna, Torredonjimeno y Torredelcampo. Produce cereales, aceite y buenos y afamados melones. Feria el último domingo de agosto.

Alcalde: Bartolomé Valenzuela Rueda.

Secretarios: Juan Valenzuela Alcalá y Pedro Velasco Valenzuela (interinos)

Juez Municipal: Pedro Revuelta Alcalá.

Fiscal: Antonio Medina Martínez.

Secretario: José García.

Administrador de Correos: Ángel Barbosa Pastor.

Jefe de Telégrafos: Miguel Polo Rojo.

Párroco: Manuel de Torres Rodríguez.

Instrucción Pública. Profesores: Enrique Alcalá Marín, Francisco Corazón. Profesoras: Rita Acera Sánchez y María Blasco Campos.

Abogados: Urbano García Sánchez, Antonio Lara, Pedro Revuelta Alcalá, Florencio Rodríguez Criado y Pedro Velasco Valenzuela.

Aceite de Oliva (Cosecheros): Carlos Barberán, Francisco Bellido, José Cabrera, Marina Corpas, Juan Criado, Pilar Criado, Juan Manuel Lara, José Medina, Pedro Medina, Araceli Moreno, José Navarro, Alfonso Orti, Marina Orti, Vicente Orti, Juan Rodríguez, Juan Rueda, Florentino Sotomayor, Manuel de la Torre, Bartolomé Valenzuela.

Aceite de Oliva (Fábricas): Marqués de Falces, Araceli Moreno, José Navarro Herrero, Hijos de Alonso Valenzuela.

Aceite de Oliva (Molinos): Manuel Alcalá Morales, Marquesa de Blanco Hermosa, Ramón Blanco, Marqués de Falces, Antonio Gilete, Manuel López Barajas, Manuel Merino Blanco, Mónica Orti Peralta, Manuel Rodríguez, Florentino Sotomayor y Bernardo Velasco.

Carnicerías: José Martínez y Benito Santiago.

Carpinterías: Antonio García Luque, Germán García Luque, Nicolás García Partera, Diego Manrique, Antonio Melero.

Casino de Labradores: Pedro Pérez Muñoz (Presidente).

Cereales (Cosecheros): Hermanos Cabrera, Pilar Criado, Francisco Bellido, Cayetano Gracia, Julio García, Rafael Morente, Araceli Moreno, José Navarro, Vicente Orti, Benito Partera, Manuel Pingos, Juan Antonio Rodríguez, Bartolomé Teruel, Manuel de la Torre Moreno, Bartolomé Valenzuela y Juan Valenzuela.

Comestibles: Antonio Artero Pérez, Carlos Barberán, Emeterio Pérez Martí, Alberto del Pino, Juan Valenzuela.

Comunidad Religiosa: Siervas de María, cuidado de enfermos de ambos sexos. Hospital.

Curtidos (Almacenes): Bernardo Moreno, Antonio Miguel Puentes y Enrique Roldan.

Corredores de frutas y caldos: Benito Merino, Pedro Pérez, Juan Sánchez y Francisco Valenzuela y cía.

Electricidad (Compañía y Fábrica) Muñoz  Hermanos.

Fábrica de harinas: Hermanos Cobo

Farmacias: Isidoro García Corpas y Manuel Valcárcel Barrio.

Ganaderos: Araceli Moreno, Marina Orti, Viuda de Antonio Rodríguez, Florentino Sotomayor y Bartolomé Valenzuela.

Ganados (Tratantes): Salvador Muñoz y Bartolomé Valenzuela.

Guardicioneros: José Corpas, Francisco Lara y Antonio Wencelá.

Harinas (Molino): Juan Cobo Alcalá.

Herrerías: José Canales, Antonio Quesada,  Francisco Quesada y Francisco Requena Moreno.

Maestros de obras: Benito Haro Santiago, José Díaz, Antonio Haro, Manuel López Huertas, Juan Melero Luque..

Médicos: Ángel Corazón García y Andrés Jiménez.

Notario: José Navarro.

Panaderías: Diego Cerrillo, Juan Cerrillo, Bartolomé Herrador, Matías Herrador, José Medina, Miguel Carpio, José Del Pino, Bartolomé Teruel y Juan Manuel Rivilla.

Paradores y Mesones: Herederos de Bellido, Viuda de Antonio Casado y Sebastián Sánchez y Alberto Pino.

Principales Contribuyentes: Juan Alcalá, José Cabrera, Francisco Corazón, Pilar Criado, Viuda del Marqués de Falces, Araceli Moreno, Alfonso Orti, Vicente Orti, Florentino Sotomayor y Bartolomé Valenzuela Rueda.

Sastrerías: Antonio Palomo y Manuel Quero.

Tabacos (Expendedurías): Eulogio Cobo y Francisco García.

Tejidos: Alfredo Barberán, José Espín, Juan García y Emeterio Pérez.

Veterinarios: Francisco Madueño, Mariano Gaitano y Gregorio Polo.

Vinos (Tiendas de): Cristóbal Bellido, Toribio Ferruz, Julio Gómez, Francisco González, Miguel López, Manuel Morales, Antonio Ocaña, Esteban Portero, Sixto Ruiz, Antonio Valenzuela, Antonio Vallejos.

Zapaterías: Gonzalo Bruna, Juan Casado, Diego Delgado Potagito, Enrique Garrote, Bernardo Moreno, Leopoldo Moreno, Melchor Moreno.

Fuente:   Anuario del Comercio, de la Industria, de la Magistratura y de la Administración. Bailly-Baillière, Madrid 1910

José Luis Pantoja Vallejo

Dr. en Historia y Cronista Oficial de la  Villa de Lopera