El último suspiro de las tres casas de Maestros que quedaban en pie. Hoy se ha procedido a su derribo.Allí se quedaron para siempre las vivencias y recuerdos de muchas familias de Maestros que durante más de cuarenta años fueron sus moradores. Charlas, juegos, convivencias a la sombra del esbelto colegio vivieron muchos Maestros y sus familias procedentes de todos los rincones de la geografía nacional y que residieron en Lopera durante el tiempo que estuvieron destinados como Maestros en el colegio.

20160713092013-p7137117-copia.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo

Foto ampliada: 1