Mateo García Ruiz. Fue un joven muy abierto y cariñoso

20110205100946-obituario-de-mateo-garcia-ruiz.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo – Cronista Oficial de la Villa de Lopera

El recuerdo vivo de Mateo García Ruiz sigue muy presente en sus familiares, amigos y vecinos de Lopera a pesar de que su fallecimiento tuvo lugar ya hace algunos años. Fue tercero de una familia de 4 hijos (Nicolás, Lucía, Mateo y María del Carmen), sus padres fueron Nicolás García Hurtado y Benita Ruiz Ruiz. La infancia de Mateo trascurre en su domicilio familiar de la calle San Cristóbal y en la aulas del Colegio Miguel de Cervantes. Cuando hizo la Primera Comunión, recuerdan sus hermanas Lucía y María del Carmen, que en medio del convite se escapó y con el dinero que le dieron sus familiares y vecinos se presentó en su casa con una bicicleta que compró en casa de Alonso Moreno y sus padres le hicieron devolverla y a los pocos días su hermano Nicolás se la regaló. Pronto destacó por  su gran habilidad y destreza para realizar todo tipo de artesanía de la madera, cosa que sin duda heredo de su padre y su abuelo excelentes artesanos de la madera. Así que acudía a diario al taller de carpintería de su padre para ayudarle. Durante algunos años también fue monagui

(… haz clic aquí para continuar leyendo)